Vypracovala: Jana Brezinová


 

 

La colmena es una novela que refleja la realidad de la vida cotidiana. Está marcada por la fealdad, la tristeza, el desengaño:

 

Algunas caras, desde las próximas mesas, lo miran casi con envidia. Son las caras de las gentes que sonríen en paz, con beatitud, en esos instantes en que, casi sin darse cuenta, llegan a no pensar en nada. La gente es cobista por estupidez y, a veces, sonríen aunque en el fondo de su alma sientan una repugnancia inmensa, una repugnancia que casi no pueden contener. Por coba se puede llegar hasta al asesinato; seguramente que ha habido más de un crimen que se haya hecho por quedar bien, por dar coba a alguien (1, p. 54).


 

Nos damos cuenta de que La colmena no es, en el sentido estricto de la palabra, un documento sobre la vida española, sino más bien una visión sintetizadora y cargada de significación que el narrador tiene de Madrid de los años cuarenta. Ofrece un paisaje urbano de la vida de una pequeña burguesía madrileña de mejor o peor posición social. La acción de la obra se sitúa en Madrid en 1943. El tiempo en La colmena abarca un breve período de tres días de diciembre. La acción se desarrolla por las tardes y noches:

 

Los hombres y las mujeres que van, a aquellos horas, hacia Madrid, son los noctámbulos puros, los que salen por salir, los que tienen ya la inercia de trasnochar: los clientes con dinero de cabarets, de los cafés de la Gran Vía, llenos de perfumadas, de provocativas mujeres que llevan el pelo teñido y unos impresionantes abrigos de pieles, de color negro, con alguna canita blanca de cuando en cuando; o los noctívagos de bolsillo más ruin, que se meten a charlar en una tertulia, o se van de copeo por los tupis. Todo menos quedarse en casa (1, p.213).


 

La mayor parte de la acción se desarrola en lugares cerrados como en cafés, bares, tavernas, casas o en los cuarteles (el café Gijón, el café Gran Vía, el bar de Celestino Ortiz, el café de San Bernardo, etc.). Los cafés tienen un papel importante en esta obra, sobre todo un café de doña Rosa, donde la gente se queda pasando su tiempo libre. Es un sitio de hombres, mujeres hasta de niños donde se come, bebe, hace ruido, juega, tutea a quien no conoce, lee los diarios, comenta los asuntos del mundo y de la existencia con el vecino, se saluda con alaridos de esquina a esquina y fuma en todas las posiciones. Pero casi cada uno tiene su lugar preferido, es decir, un bar o café donde se siente bien:

 

En el café de doña Rosa, como en todos, el público de la hora del café no es el mismo que el público de la hora de merendar. Todos son habituales, bien es cierto, todos se sientan en los mismos divanes, todos beben en los mismos vasos, toman el mismo bicarbonato, pagan en iguales pesetas, aguantan idénticas impertinencias a la dueña, pero, sin embargo, quizás alguien sepa por qué, la gente de las tres de la tarde no tiene nada que ver con la que llega dadas las siete y media; es posible que lo único que pudiera unirlos fuese la idea, que todos guardan en el fondo de sus corazones de que ellos son, realmente, la vieja guardia del café (1, p.161).

 

 

Allí la gente se encuentra con sus familiares, amigos, compañeros de trabajo:

 

Doña Matilde y doña Asunción se reúnen todas las tardes, nada más comer, en una lechería de la calle de Fuencarral, donde son amigas de la dueña, doña Ramona Bragado, una vieja teñida pero muy chistosa (1, p.157).


 

El autor utiliza tantos lugares cerrados para crear una atmósfera de un lugar cerrado como la colmena. Pero también en algunos pasajes los personajes están fuera, en las calles (la calle de Santa Bárbara, de Lagasca, de Torrijos, de Diego de León, etc.) o en cementario, pero todo el libro está ambientado en Madrid.


 

 

Zopakujte si:

 

1. ¿De qué trata la novela?

2. ¿Qué vida se refleja en esta novela?

3. ¿Quién es el protagonista de la novela?

4. ¿En qué lugar se sitúa la acción de la obra?


 

 

Použitá literatúra:


1. Cela Camilo, José: La colmena. Madrid: Catedra Letras Hispánicas, 1994

- vlastná tvorba