Vypracovala: Veronika Čierna

 

 

Eslovaquía, el país donde nací y donde vivo. Aquí quiero vivir toda mi vida. Es el país que tiene muchas bellezas naturales, muchos monumentos históricos, muchas tradiciones interesantes, muchas comidas muy ricas y muchas personas amables y amistosas. Como todos los países del mundo, también Eslovaquía tiene "algo bueno" y "algo malo", pero es el país que prefiero de todos los paisajes. Estoy feliz que vivo aquí.

Eslovaquía o República Eslovaca está situada en el centro de Europa. La superficie es 48 845 km² y viven aquí 5 389 180 habitantes. La capital del país es Bratislava. Bratislava tiene una historia llena de los acontecimientos históricos y el Castillo de Britislava en el pasado era muy importante durante las coronovaciónes de los reyes. Idioma oficial es eslovaco y Eslovaquía está dividida en 8 regiones.

Eslovaquía es un estado centroeuropeo miembro de la Unión Europea. No tiene costa, pero se destaca por sus montañas. Los Cárpatos se extienden a todo lo ancho de la zona norte del país. En dicha zona se encuentran los montes Tatras, las Tatras Altas son muy populares para esquiar y albergan hermosos paisajes con lagos y valles. También el punto más alto de Eslovaquía se encuentra aquí y se llama Gerlachovský štít. Eslovaquía tiene muchos parcos naturales, muchas cuevas y los ríos muy importantes, como el Danubio o el Váh.

El clima de Eslovaquía es continental. Si lo comparamos con los países del norte no hace tanto frío, pero si lo comparamos con los países del sur el frío es bastante fuerte.

En Eslovaquía viven personas amistosas y acogedoras. La mayoría de los habitantes son eslovacos, pero también viven aquí los húngaros, los checos, los polacos, los austríacos, los ucranianos y los gitanos.

Eslovaquía es muy famosa por su música folklórica. La gastronomía eslovaca es una de las más viejas de Europa. Se encuentran aquí numerosos centros de deporte de invierno, ciudades históricas, pintorescos castillos, cuevas y únicas iglesias de madera.