Vypracovala: Miroslava Foltýnová

 

 


  1. Prehistoria

La aparición del hombre en Espaňa fue precoz. En Madrid y en Cantabría hay restos paleolíticos – desatcamos las cuevas de Altamira con unas importantes pinturas rupestres. Las primeras invasiones conocidas con de los celtas y los iberos.


  1. Edad Antigua (1000 a.C – siglo V d.C.)

Durante este periodo llegaron a España los fenicios, griegos, cartagineses. Ninguno de estos pueblos logró asentarse en toda la península. Desde el siglo III a.C. hasta el siglo V d.C. los romanos arrebatan el dominio cartaginés y se establecen en la Península. La presencia romana duró siete siglos, tiempo suficiente como para influir en los pueblos que estaban asentados allí. Además se realizaron numerosas obras públicas como las calzadas, fundación de ciudades, construcción de teatros, puentes de los cuales aún quedan restos en distintas ciudades como Mérida, Segovia o Cádiz.

A partir del siglo II se empieza a sentir la decadencia del Imperio Romano pero en la Península este proces ose dará más tarde.


  1. Del siglo V al siglo XV. Periodo del siglo V a principios del siglo VIII.

En el siglo V los invasores germánicos atravesaron las fronteras e Hispania fue ocupada por suevos, alanos, y vándalos. A principios del siglo VI los visigodos, procedentes de la Galia, se instalaron definitivamente en la Península. Como hechos destacables de la presencia visigoda, hay que señalar que por primera vez se consiguió unificar los distintos núcleos independients que había en la Península y por primera vez consiguieron la unidad ibérica. La integración entre visigodos e hispano-romanos fue rápida facilitada por la conversión del Rey Recaredo al catolicismo en el III Concilio de Toledo (589).

Sin embargo las luchas internas por el poder hicieron que el reino visigodo se debilitara facilitando de esta forma la entrada de los árabes a la Península.